sábado, 17 de enero de 2009

Herpes genital

¿Qué es el herpes genital?

El herpes genital es una infección de transmisión sexual (ITS) altamente contagiosa cuyo agente causal es el virus herpes del herpes simple (VHS). Existen muchos tipos de VHS. Uno de estos tipos de VHS también es el agente causal de lesiones en la boca que se conocen como herpes labial.

Muchas personas que están infectadas con el VHS no presentan ninguna señal ni ningún síntoma. Por ejemplo, las mujeres con infección en el cuello del útero pueden tener muy pocos o ningún síntoma. Pero cuando los síntomas se presentan —lo cual se conoce como un brote— el herpes genital causa vesículas dolorosas en los muslos, genitales o en el recto las cuales se revientan y se convierten en ulceraciones.

¿Cuáles son los síntomas del herpes genital?

Unos pocos días después de haber sido expuesto al virus, se forman lesiones ulcerativas alrededor del área genital. Las úlceras usualmente comienzan como uno o más grupos de vesículas trasparentes y minúsculas con bordes de color rojo. Cuando se revientan, forman ulceraciones rosadas o rojas que usualmente forman una costra y sanan dentro de 2 a 12 días. Las vesículas se presentan típicamente en racimos, pero es posible que usted solo presente una vesícula. Otros síntomas del herpes genital pueden incluir:
  • Fiebre
  • Dolores musculares
  • Sensibilidad al tacto en los ganglios linfáticos del área inguinal
  • Flujo vaginal en la mujer
  • Dificultad para orinar
Algunas veces, las personas que están infectadas con el VHS no presentan ninguna señal ni ningún síntoma después de que su primer brote sana. Algunas personas pueden ni si quiera saber que tienen herpes puesto que no presentan síntomas o porque creen que sus síntomas son por causa de otro problema. Sin embargo, ellos portan el virus y pueden transmitirlo a otras personas.

¿Cómo se diagnostica?

Su médico le puede hacer pruebas para determinar si usted está infectado. Algunas de las pruebas pueden ser:

  • Un examen visual del área infectada
  • Un cultivo de las vesículas
  • Raspar el tejido del área que posiblemente esté infectada
  • Hacer un examen en el laboratorio de las primeras ulceraciones
Su médico también puede hacer un análisis de su sangre para ver si usted ha sido expuesto previamente al virus del herpes. El médico puede también querer hacerle pruebas para otras infecciones de transmisión sexual.

¿Cómo se trata?

No existe cura para el herpes genital. Una vez que usted se infecta, el virus permanece en su cuerpo por el resto de su vida incluso si usted jamás vuelve a presentar otro brote. Pero su médico le puede dar medicamento para prevenir los brotes y para ayudar a que estos sanen más rápidamente. Usted también puede hacer ciertas cosas para aliviar sus íntomas y disminuir la probabilidad de infectar a su pareja:
  • Use ropa que le quede suelta
  • Mantenga el área genital limpia y seca.
  • Trate de no tocarse las ulceraciones, pero si se las toca, lávese las manos con agua tibia y jabón enseguida.
  • Evite tener relaciones sexuales durante un brote.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog registrado

Blog registrado